Servicio de traducción de aplicaciones

Disponer de la versión traducida de una web o aplicación móvil es una manera excelente de llegar a nuevos usuarios potenciales. Es más, contar con una interfaz intuitiva que sea fácil de entender es de vital importancia si lo que se pretende es ofrecer a los usuarios una experiencia inolvidable y lograr que estos sigan eligiendo su aplicación (y ocurre exactamente lo mismo con las versiones localizadas).

Nuestra larga trayectoria en el ámbito de la traducción de webs y aplicaciones móviles nos ha llevado a traducir algunas de las aplicaciones de smartphone para usuarios más conocidas, así como aplicaciones web para empresas más complejas.

Somos conscientes de las dificultades concretas que entraña localizar una aplicación, como la limitación de espacio o la terminología específica de los dispositivos.

Uno de los problemas más comunes a la hora de traducir una aplicación es el espacio o, más bien, la ausencia de este. Suele ocurrir que los desarrolladores crean interfaces que en inglés son estéticamente perfectas y luego, en alemán o español, por ejemplo, estas acaban por tener un 20 o 30 % más de contenido que la original. ¿Sabía que en inglés añadir se dice add? Entre ambas palabras hay tres caracteres de diferencia o, dicho de otro modo, una contiene el doble de caracteres que la otra.

Por eso, antes de comenzar con el proceso de traducción, analizamos las cadenas de caracteres para asegurarnos de que se pueden localizar y detectar cualquier posible fuente de problemas. También realizamos evaluaciones de calidad, es decir, ponemos a prueba la aplicación localizada una vez implementada la traducción.

SERVICIO

Traducimos con mimo y precisión los contenidos de webs y aplicaciones móviles. Una vez terminada una traducción, otro hablante nativo se encarga de revisarla para asegurarse de que sea fiel al original y no contenga errores.

Manejamos gran variedad de formatos, por lo que podemos adaptarnos a sus necesidades a la hora de traducir cadenas de contenido, ya estén en formato XLSX, PHP, HTML o XML.

PROCESO

El proceso de traducción de aplicaciones comienza con el análisis del texto fuente y el planteamiento de una serie de propuestas para abordar aquellas cadenas de contenido que puedan causar dificultades durante el proceso de localización.

Una vez terminada la traducción, realizamos una evaluación de calidad, es decir, ponemos la aplicación localizada a prueba para detectar posibles errores (como cadenas sin traducir, errores de diseño, etc.).

EJEMPLOS

♥ Aplicaciones para identificar canciones

♥ Aplicaciones para correr y mantenerse en forma

♥ Aplicaciones de control parental

Aplicaciones de lectura de libros electrónicos

♥ Aplicaciones para el almacenamiento de archivos

♥ Aplicaciones de mensajería instantánea

♥ Aplicaciones de reserva de taxis

♥ Aplicaciones de directorios de imágenes

¿ESTÁ PREPARADO PARA DAR EL SIGUIENTE PASO?

Si desea obtener más información sobre nuestro servicio de traducción de aplicaciones o quiere solicitar presupuesto, póngase en contacto con nosotros hoy mismo.